dilluns, 11 de juny de 2012

Mi Vita

Ese año, había ganado el premio de narrativa, y por fin iba a pasar a Bachillerato, todavía no lo tenía muy seguro, pues me quedaba el verano por delante, para pasar la prueba de ingreso y mucho que estudiar.
Tantas eran mis ganas, que estaba segura, que después de septiembre, empezaría en segunda enseñanza.
Al estar las dos hermanas, en el mismo colegio, aprovechaban para hacer las fotos juntas y evitar gastos a los padres.
Mi vita, como siempre, no consentía que nadie le arreglase nada y al estar en clases diferente, nos llamaban para hacer las fotos, sin tiempo de poder estar un segundo juntas, no pude arreglarle ni el lazo, ni ponerle el cinturón, le pregunté, porque no has dejado que la Hermana te ponga el lazo bien y el cinturón y su respuesta fue la de siempre, solo me toca "mi teta" (muy común en barcelona, para llamar a las hermanas, a los chicos, tete) ella era así, si no la peinaba yo, salía sin peinar y vestirse...porque ya había aprendido, como cambiaría con el paso de los años.
Pero yo sigo recordándola, con su uniforme desaliñado y esperando a que yo llegase, para ponerla guapa.
Estos son los recuerdos, que no quiero perder, en momentos de dolor, me dan fuerza para seguir adelante.
Su nombre es Isabel, pero para mí siempre será mi Vita, cuándo aún no sabía pronunciar su nombre, decía; me amo Vita, yo le respondía, te llamas Isabelita, y ella; sí, vita.
La veo en mis recuerdos, subiendo las escaleras que daban a la cocina, de mi tía, y pidiéndole un plaxia, ¡lo que costó saber lo que quería¡, o aquella vez, que nos pedía"postre" y no acertábamos a saber que postre quería¡
Un día que me la llevé, como siempre, a comprar, en la tienda había enormes sacos con legumbres y frutos secos, lo propio de la época, y al ver los cacahuetes, dijo; ¡teta, postreeeeee¡.
Un día que en casa no había fruta, mi madre le puso a mi padre, cacahuetes de postre, el le dijo,esto me gusta de postre, pon lo más veces.
La niña, se quedaba con todo, ¡tengo tantas cosas que contar¡, que lo haré poco a poco.
¡Ah¡ el plaxia, era un plátano

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada